• A partir de 25€ gastos de envío gratuitos en la península
  • A partir de 25€ gastos de envío gratuitos en la península

Historias de café y del teso

En la Nueva Realidad, el Café toma Nuevas Formas

Ya llegó a Panchito Plaza Gipuzkoa  la cafetera, jarra, máquina donde se prepara, reposa y se sirve el Cold Brew, antepenúltima tendencia y penúltima tentación para  los cafeteros de este Tercer Milenio. Ya los miembros de la Comunidad Cafetera Panchito podemos probarlo. Invitación de nuestros maestros cafeteros. Probarlo con un toque de naranja y un par de hielos. Agitado (jamás sacudido, jamás revuelto) con estilo coctelero por  Ainhoa, Lorena, Nahikari, Arantza y Patricia. Plaza Gipuzkoa esquina Churruca.

Cold Brew, grano de café macerado sin prisa en agua fría. Cafetera de émbolo. Jarra. Un punto de azúcar (si caso). Cold Brew. ¿Lo último? No, lo antepenúltimo. O lo penúltimo  porque ha llegado el momento de hablar del Té de café.

Qishr lo llaman en Yemen, el país africano  sacudido actualmente por una guerra eterna pero al que los griegos  consideraron la tierra de la Arabia Feliz. Qishr lo llaman en Yemen y es parte de la cultura de ese lugar mitológico, patria, cuentan, de la Reina de Saba. Qishr lo llaman y dicen quienes allá han viajado, allá, donde, cuentan, perdióse la decimotercera tribu del Israel de la Biblia, que su preparación es un rito y ofrecérselo al viajero y al amigo, símbolo de hospitalidad.

Qishr lo llaman  y cuando exploradores, misioneros, mercaderes, arqueólogos y mercenarios  lo trajeron a Occidente lo llamaron Ginger Coffee porque allí lo toman especiado, con jengibre y canela.

Es té de café. Té hecho con  cáscaras de café. La planta cafeto  produce cerezas  de café y los granos son las semillas, que se encuentran dentro de las cerezas. Con sus cáscaras se prepara el Qishr, el Ginger Coffee,  nuestro té de cascaras de café. Toda una experiencia.

Digestiva, pues sus ingredientes son simples. Ligera de sabor pero intensa. Saludable porque  contiene azúcares, minerales, potasio, ácido clorogénico. Y cafeína. Naturalmente. Pero en menos cantidad, casi un 70% menos. Te da ese punto que pides a una bebida tomada para cuidar tu cuerpo (defendiéndolo con antioxidantes e isoflavonoides) y levantarte el ánimo.

Qishr. Ginger Coffee. Té de cascaras de café. Saludable. Digestivo. Sabroso. Aromático (toques de vainilla, canela, hasta de mora). Té cafetero de la hospitalidad. En Yemen. También en Etiopía y antes de llegar a este Occidente del mundo, en otros lugares tan dispares de los africanos como  El Salvador o Bolivia.

Saludable. Digestivo. Sabroso. Aromático.

Ecológico. Ya en 2005 la Organización Internacional del Café hacia  suyo un informe elaborado por Costa Rica titulado Posibles usos alternativos de los residuos y subproductos del café. En él se insistía en la necesidad de que el cultivo, producción, venta y disfrute del café  no generase  toneladas de basura infra o no reutilizada. Hoy, la pulpa de café se procesa como pienso para vacuno y porcino, el agua drenada del extracto de la cereza se estudia como más que posible materia prima de una nueva forma de biogás y una mezcla de pulpa y cáscara secada y fermentada ha sido reconocida como excelente sustrato para el cultivo de setas exóticas tal que shitaki o linchi.

La cáscara que os proponemos probar  como asombrosa infusión sirve también en muchos cafetales orgánicos como combustible y los sólidos de la pulpa son buena fuente de humus y de suelo de carbono orgánico para preparar estiércol y con él, pasadas tres semanas, abono.

Pero hay más. Porque puede existir, de hecho existe y existirá, la harina de café, hecha a partir (una vez más) de la cáscara. Y de la cascarilla, también llamada ‘pergamino’, que recubre cada grano de café. Harina sin gluten y con mucha fibra. Y luego resulta que al despulpar las cerezas de los cafés suaves lavados las almendras quedan cubiertas por el mucílago, una sustancia viscosa que se puede transformar en… ¡miel!

El café. Leyenda. Sabor. Aroma. Pasión. Cold Brew. Granizado.  Solo. Latte. . Salud. Reciclado. Sostenibilidad. Ganan los cultivadores que pueden vender no solo  su mejor arábica  sino todos sus residuos. Gana el planeta. Gana mientras nos tomamos un té de cáscaras de café. O un Cold Brew con toque de naranja y un par de hielos.

¿Y el café verde? Pues el grano no tostado, más amargo, con menos sabor, muy saludable y muy difícil de moler. El grano es duro y para infusionarlo, mejor comprarlo molido o te romperá las aspas de tu molinillo. Dicen que adelgaza, sacia el hambre y acelera el metabolismo. Se utiliza, molido y convertido en barro (verde), como crema anti celulítica en los salones de estética. Se toma en píldoras. Y como chicle. Es café. Sin tostar. Otro de los misterios, los secretos, las leyendas del café.

Cold Brew. Qishr. Ristretto. Macchiato. Molido. Negro como su cáscara. Verde como su grano sin tostar. Hospitalidad. Salud. Energía. Sostenibilidad.

Si te ha gustado el artículo , compartelo!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Begoña del Teso

Begoña del Teso

Comentarista de Cine. Entrevistadora. Reportera.
Fan fatal de los vampiros, las motos y el café.

Vaso de Bambú reutilizable